MILENIO DIGITAL
16 de marzo de 2017 / 09:46 p.m.

MÉXICO.- Basta que salgamos del útero para que un terrible llanto inunde la sala del hospital, ante la sonrisa de una madre cansada, un padre contento y un médico satisfecho.

La explicación científica dice que, al nacer, el bebé tose y gime hasta que estas acciones terminan convirtiéndose en llanto, con lo que despeja las vías aéreas del líquido amniótico, para que de esta manera sus pulmones comiencen a funcionar con normalidad.

Por ello, una recién nacida que en lugar de llorar, sonrió, ha conquistado miles de "likes" en Instagram.

Su nombre es Carmel y nació el 9 de diciembre de 2016. Apenas la tuvieron en sus brazos, sus papás se tomaron una selfie junto a ella.

La imagen se ha vuelto viral en redes sociales, y todo gracias a la peculiar sonrisa de la bebé.

"Y de repente, la foto de mi vida es sin producción, sin resolución, sin preocuparme por el pelo, el maquillaje o el ángulo. Yo hinchada y con cara de llanto, papá con cara de baboso y Carmel ya mostrando en los primeros segundos a lo que vino: hacer a una familia muy feliz", escribió la madre, Thaise De Mari, junto a la foto.

Aunque De Mari, modelo y empresaria brasileña, publicó la imagen el mismo día del nacimiento de Carmel, es hasta ahora cuando la selfie se volvió viral en la red. Por ello, De Mari republicó la foto el pasado lunes.