3 de agosto de 2014 / 07:50 p.m.

Los Ángeles.- Linda Bannom, de 35 años de edad, y su hijo Timmy, de 9, nacieron con el síndrome de Holt-Oram, un padecimiento que afecta el desarrollo de las extremidades superiores y el corazón.

Linda y Timmy no tienen brazos pero esto no les ha impedido realizar las actividades que cualquier persona puede hacer. Madre e hijo pueden lavarse los dientes, comer, jugar en la computadora y tocar la guitarra, todo esto lo hacen con los pies.

Tanto Linda como Timmy Bannom han vivido sin complicaciones. Al respecto, el pequeño Timmy afirma que él "es como los demás niños y seguirá siendo así todos los días de su vida".

La señora Bennom se ha rehusado a llevar una vida limitada. Asimismo, ha luchado arduamente por mantener una vida normal, dando el ejemplo a su hijo todos los días.

FOTO: Especial

AGENCIAS