12 de abril de 2014 / 03:19 p.m.

Monterrey.- La enfermedad de Parkinson es un padecimiento con el que las personas podrían convivir por largo tiempo sin darse cuenta y aunque afecta con mayor frecuencia a adultos varones, también los jóvenes pueden presentarla con "síntomas invisibles".

Así lo señaló la coordinadora de la Clínica de Parkinson y Trastornos del Movimiento del Hospital Universitario, Ingrid Estrada Bellmann, al resaltar la necesidad de que exista una mayor conciencia sobre este padecimiento que puede atenderse profesionalmente al detectarse a tiempo.

En el marco del Día Mundial del Parkinson, la víspera, la especialista manifestó que aunque afecta con mayor frecuencia a las personas de la tercera edad, el desorden neurodegenerativo característico del mal de Parkinson podría presentar "síntomas invisibles" en personas jóvenes o adultos que en un futuro lo sufrirían.

"Los síntomas invisibles son manifestaciones que no suelen relacionarse con alguna enfermedad, como el trastorno del sueño, ya sea en forma de pesadillas o sueños vívidos, es decir, que las personas se despierten con frecuencia por las noches", dijo.

Asimismo, otras manifestaciones podrían ser "la presencia de piernas inquietas, ansiedad o depresión; además de una disminución en el sentido del olfato en el 90 por ciento de los pacientes".

Refirió también que estos síntomas que en un principio parecían inofensivos, empiezan a volverse más recurrentes con el paso del tiempo reduciendo progresivamente la calidad de vida de quienes viven con este padecimiento.

El mal de Parkinson ocupa el segundo lugar en cuanto a presencia de las enfermedades neurodegenerativas y de trastorno del movimiento, sólo detrás de la enfermedad de Alzheimer.

Esta enfermedad, refirió, afecta principalmente al género masculino con un promedio de edad que va de los 58 a los 64 años, por lo que en la actualidad una de cada 100 personas mayores de 60 años tiene el riesgo de presentar la enfermedad.

Resaltó que "no existe un mecanismo o una razón que explique el surgimiento del Parkinson, aunque hay hipótesis que apuntan a que algunos pesticidas que destruyen las neuronas pudieran generarlo", sin dejar de lado algunas otras deficiencias de la salud como posibles detonadoras.

Detalló que para su diagnóstico, los pacientes son sometidos a una serie de pruebas para verificar si efectivamente están siendo afectados por el síndrome de Parkinson.

Notimex