MILENIO DIGITAL
11 de julio de 2017 / 03:13 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las personas que insultan o maldicen más, suelen ser más honestas que las personas que lo hacen menos.

Esto está comprobado por la ciencia.

Un estudio realizado por la Universidad de Cambridge, consistió en tomar los datos de 73 mil 789 personas en Facebook, de las cuales 276 personas fueron llevadas al laboratorio para crear un índice de uso medio de blasfemias que luego fue comparado con el índice de honestidad de cada estado de Estados Unidos.

Las personas que insultaron estando en el laboratorio, indicaron que lo hicieron para expresar sus emociones de una forma más fiel a la realidad sin dejar de ser ellas mismas, pues si alguien maldicen demasiado, es probable que lo esté haciendo desde la honestidad.

Por otro lado, las personas que nunca se permiten salirse del libreto y se expresan de una forma correcta o controlada, se pueden considerar como poco sinceras.

Los resultados fueron bastante auspiciosos para quienes maldicen, pues encontraron una relación clara entre el uso de las malas palabras y la honestidad.

Para los co-autores del estudio, los resultados fueron bastante claros en este sentido. Al señalar que alguien que no filtra lo que dice, es más probable que esté diciendo lo que en verdad piensa, siendo más honesto y genuino desde su perspectiva.

Esto no quiere decir que insultar a otros o maldecir el aire sea una buena señal o que te vaya a hacer una persona más honesta, pero si lo pensamos, tiene sentido: cuando filtramos una palabra agresiva para no herir a otros, no nos estamos expresando con total honestidad.

ilp