MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de diciembre de 2015 / 09:27 a.m.

Monterrey.- Ya es normal que un día después del festejo, nos sentemos en la mesa para repetir cada uno de los platillos de la noche anterior pero, ¿qué hace que su sabor se intensifique y nos sepa más rico?

Según los estudios realizados, esto se debe a la modificación de los líquidos en los alimentos.

Al momento de exponerlos nuevamente al calor, los líquidos se evaporan, generando que los condimentos acentúen su sabor.
Es por esto que muchas veces nos sabe muy diferente a comparación de cuando lo probamos recién hecho. 

Muchas personas recomiendan volver a calentar todo a baño María, ya que así se evitaría que la comida se seque.  

Tan simple como esa explicación, puedes aprovechar para degustar nuevamente de tu recalentado sin ningún problema.