MULTIMEDIOS DIGITAL
19 de julio de 2016 / 01:05 p.m.

Monterrey.- Como si se hubiese tratado de un simple juego de niños, un menor confesó haber participado en la violación y el asesinato de una niña de 5 años de edad, quien resultaba ser su vecina en Villa Faro, en República Dominicana.

La pequeña de nombre Loraimy de los Santos, se encontraba con su abuela Amparo de los Santos, cuando por un descuido ésta la perdió de vista pero descartó la preocupación, pues pensó que su madre se la había llevado con ella.

Sin embargo, Loraimy ya se encontraba caminando sin rumbo luego de que los tres jóvenes de entre 10 y 16 años, le inyectaran sedantes, para cometer tal acto.

Horas después, la madre de la menor regresó a su casa preguntado por Loraimy, sin embargo la abuela dijo preocupada que no sabían de su paradero, tristemente, la pequeña ya había fallecido.

Momentos después, uno de los menores que participaron en la violación,arribó a la casa de su vecina y confesó haber asesinado brutalmente a Loraimy, posterior a eso, las dirigió a una casa enseguida abandonada, en donde se encontraba la pequeña envuelta en una sábana.

La familia del menor que confesó, argumentó que éste padece de retraso mental, sin embargo luego de una valoración, una psicóloga indicó que el joven no presentaba alguna anomalía psicológica.

Los residentes, se encuentran indignados y alarmados ante tal situación, pues señalaron que en ese sector nunca había ocurrido un crimen así.

Hasta el momendo, no se sabe sobre el paradero de los otros menores, sin embargo autoridades ya investigan.