Redacción
9 de mayo de 2014 / 07:53 p.m.

Las madres, esos seres que lo hacen todo por nosotros sin pedir mucho a cambio. Ellas que todo lo pueden, todo lo saben y que, en mejor o peor medida, nos han educado a lo largo de nuestras vidas. Ellas, que fueron niñas, madres y abuelas. Ellas a las que es imposible no tener en cuenta cuando algún problema se nos viene encima.

Para todas aquellas mujeres que se preocupan por sus hijos aquí algunas de las frases con las que nos educan...

1 - Mamá, ¿qué hay de comer?

    - Comida.

2 - Mamaaaaaá, ¿donde están mis zapatos?

    - En su sitio

    - Pero, no los encuentro. Aquí no están.

    - Como vaya yo y las encuentre, ya verás.

(Se desconoce la teoría de porqué las madres siempre terminan encontrando los objetos perdidos, pero lo hacen).

3. - Cuando tengas tu casa harás lo que quieras. Mientras vivas en esta casa se hará lo que Yo diga.

(El Yo como ser todopoderoso, que todo lo sabe y todo lo puede).

4. - Pero si a Fulanita le dejan ir.

    - Me da igual Fulanita, mi hija eres tú.

(Es gastar saliva a lo tonto comparar tu vida con la de tus amigos, la respuesta siempre es y será la misma).

5. - ¿Qué pasa? Que tus amigos no tienen casa, o ¿qué?

(Queriendo decir: que se vayan ya, ¿no?)

6. - Todos mis amigos lo hacen

    - Y si todos tus amigos se tiran a un puente (o pozo), ¿Vas detras y te tiras?

(Si nos atrevemos a contestar, ya sabremos el que nos avienten la zapatilla como represalia).

7- Si te duele es que está curando.

(Perfecto dominio de los conocimientos de enfermería de las madres).

8- Mamá dame dinero para ir al cine.

    - Tú qué te crees que soy, ¿el Banco de México?

(A quién no le han dicho esta frase alguna vez en su vida en cualquiera de sus variantes).

9 -Si estás enfermo para ir a clase, también lo estás para salir con los amigos.

 (De lógica aplastante).

 

10 - Deberías aprender de Fulanito.

( Si un amigo tuyo era mejor que tu en algo, llegan las comparaciones).

11 - Esto no es un hotel en el que uno viene, come y se va.

12 - No me he pasado 2 horas cocinando para que no te comas la comida. Te la comes.

13 - Abrígate, que hace frío.

(De nuevo, usando su lógica para aconsejarte).

14 - Eso que llevas, ¿es un vestido o una camiseta?

(Indirecta muy directa que deja entrever su desaprobación absoluta con respecto al vestuario elegido).

15 - Tomale al jugo antes de que se le vayan las vitaminas.

(Las madres siempre preocupándose por la nutrición de sus hijos).

16 - No te tragues el chicle, que se te va a pegar el estómago.

(La mentira más grande jamás contada pero que creías a pies juntillas si lo decía tu madre).

17 - Hasta que no lo rompas no te quedarás tranquilo.

(Siempre con el don de la predicción ).

18 - Por si acaso, hijo, por si acaso.

(Tu vida siempre dependía de "por si acaso" esto o "por si acaso" aquello).

19 - No voy a tirar comida, ¿sabes cuántos niños se mueren de hambre en África?

(Desde tiempos inmemoriales, es de conocimiento popular materno el hecho de que, en África, los niños pasan hambre. Parece que en ningún sitio más).

 

20 - Es de bien nacidos ser agradecidos.

(Frase de madre enseñando una de sus primeras lecciones).

21 - Mamá, que me han castigado sin motivo en la escuela.

      - Algo habrás hecho.

(Tu madre te conoce mejor que nadie y te quiere de igual forma porque te conoce).

22 - Que sea la última vez que....(cualquier cosa mala).

(Ultimátum de madre).

23 - ¡Te lo dije!

(La frase que siempre odiaste oír).

24 - Eres igualito que tu padre.

(¡Pues a quién se va a parecer tu hijo, mamá!).

25 - Un día me vas a matar del corage.

(Exageración de madre).

26 - Ya vendrás a mi cuando necesites algo.

(Los niños que son padres ahora, lo saben).

27 - Esto me va a doler más a mi que a ti.

28 - Si no te las comes, te las cenas y si no, te las desayunas.

(Lentejas de desayuno...)

29 - Como no pares de llorar te voy a dar Yo razones para que lo hagas de verdad.

 

30 - No aceptes dulces de un extraño.

(Primer consejo incorporado de la madre).

31 - Ponte recta, que te vas a quedar jorobado(a) a tu edad / Siéntate con las piernas cruzadas / compórtate como una señorita.

32 - Pero, ¿qué he hecho yo para merecer esto?

33 - ¿Vas a salir así vestida?

34 - No hagas eso, que te, que te, que te, que te....

35 - Te cuento hasta tres: 1, 2, y 3.

( No existe el dos y medio con tu madre).

36 - "Porque sí" y "porque no".

(No había más que esas dos respuestas razonadas y justificadas por el poder de madre).

37 - Todo lo que me he sacrificado por ustedes y ¿así me lo pagan?

38 - Por ¿qué?

      - Por favor, mamá.

39 - ¿Es que tengo que ir detrás de ustedes para que hagan las cosas bien?

 

40 - Esa niña no me gusta para ti.

(Cuando una madre ve descarrilar a una de sus ovejas se lo hace saber).

41 - Te lo llevo diciendo años, ahora viene Menganito, te lo dice, y le haces caso.

(Es cierto, pero pasa).

42 - ¿Para qué me preguntas si vas a hacer lo contrario?

43 - Estas no son horas de llamar a una casa decente.

(En época de adolescentes, esta frase cobra mucho sentido).

44 - ¿Qué pasa que aquí nadie colabora? Me puedo estar muriendo que ni un vaso de agua le dan a una.

45 - Porque soy tu mamá y punto.

46 - Cuando tengas hijos, te acordarás de mí.

47- Qué esto, ni qué ocho cuartos!

48- ¡Juan!, ¡Juaaaaaan!, ¡JUAN!

          - ¿QUÉEEEEE?

          - A tu madre no le levantes la voz, ¡eh!

          - Pero si....

          - ¡NI PEROS, NI PERAS!

49 - ¿Quién te crees que soy? ¿La sirvienta?

    (Muchos hijos se creen que las camas y la comida se hacen solas).

 

50- Niño, ¡ven pa acá!

51 - Te lo digo por tu bien.

    (Pues menos mal, mamá).

52 - Para mí siempre serás mi bebé...

    (Amor incondicional de madre).