En el mes de marzo el papa beso los pies de un niño con capacidades diferentes.
12 de marzo de 2014 / 08:58 p.m.

A un año de su pontificado, el Papa Francisco ha dejado un sin fin de imágenes memorables, aquí te presentamos algunas de ellas: 

 

La imagen del papa Francisco cargando sobre sus hombros fue captada durante la visita que realizó el Sumo Pontífice a un pesebre viviente en la parroquia San Alfonso de Ligouri.

 

Aunque no es el físicamente el Papa Francisco, este graffiti fue descubierto el día 28 de enero que fue descubierto en una calle de Roma cerca del Vaticano. 

Un pequeño burló la seguridad del Papa Francisco y subió al lugar donde el Sumo Pontífice ofrecía una misa para los presentes en la Plaza San Pedro de El Vaticano

En la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco conmovió nuevamente al mundo al abrazar efusivamente a un hombre que padece neurofibromatosis, una enfermedad neuronal que causa tumores en la piel y en los huesos, causando gran dolor.

El papa Francisco recibió con una sonrisa y dio un besó a un niño de poco más de un año que iba disfrazado igual a él.

 

El papa francisco se puso una nariz de payaso, después de la boda de dos médicos dedicados a animar niños.

En la cuenta oficial del Vaticano en Instagram subieron una serie de fotografías donde se observa al Papa

En Río de Janerio un niño burlo la seguridad para poder encontrarse con el pontífice 

El papa Francisco rompió una vez más el protocolo de la Iglesia, al aparecer visiblemente cómodo en una foto 'selfie' con un grupo de adolescentes en una visita al Vaticano el 31 de octubre del año pasado

Papa francisco celebra con parejas el día de San Valentín 

La revista Time anunció al Papa Francisco como el "Personaje del Año" 2013, uno de los ránkings más esperados por la opinión pública  a nivel mundial. Al difundir la portada de su último número de este año con una ilustración del Santo Padre.

Cuando el papa Benedicto XVI abdicó, insistió en que permanecería "escondido del mundo" en oración. Pero Francisco lo ha persuadido lentamente de salir de su retiro y le ha dado un papel cada vez más público en la Iglesia, con la creencia de que no se le debe marginar en un museo como si fuera una "estatua".