14 de marzo de 2014 / 08:57 p.m.

Uno de cada tres mexicanos padece algún trastorno de sueño y no existen suficientes clínicas especializadas en el país y en las pocas que hay las listas de espera son largas.

México.- El sobrepeso y la obesidad son los principales riesgos a los que se enfrentan las personas que roncan y México ocupa el primer lugar en el mundo en este aspecto, informó el con director de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Reyes Haro Valencia.

En el Día Mundial del Sueño, instaurado por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM por sus siglas en inglés), a celebrarse este día, el especialista recordó que el objetivo de este festejo es para generar consciencia entre las personas respecto de los trastornos del sueño.

Además, precisó, para promover la prevención, educación y una mejor comprensión de un trastorno que afecta la salud y calidad de vida del 45 por ciento de la población mundial.

Explicó que el ronquido es el aviso de que se está desarrollando otro trastorno llamado Apnea de Sueño, abundó el especialista en entrevista con Notimex.

Este padecimiento consiste en que las personas dejan de respirar mientras duermen debido a una obstrucción de las vías aéreas ocasionada por un crecimiento anormal alrededor de la garganta, lo cual puede ser heredado por los padres y causar la muerte, advirtió.

Mientras las personas duermen los tejidos aéreos se relajan, vibran al paso del aire y provocan el ronquido; sin embargo, dichos tejidos se distienden cada vez más hasta interrumpir por completo el paso del aire.

“La apnea provoca angustia y ansiedad aún dormidos, mientras que el corazón late lento y el cerebro manda una señal al cuerpo para que se mueva para que vuelva a respirar y provoca sueño intranquilo”, dijo Reyes Haro Valencia.

Lo anterior, abundó, genera que las personas estén somnolientas durante el día, lo que ocasiona problemas de atención, memoria, sensación de no haber descansando y ansiedad por tomar estimulantes para mantenerse despiertos.

Los roncadores no aceptan el problema debido a que no lo detectan mientras duermen; sin embargo, este trastorno es un factor de riesgo que podría generar accidentes de trabajo y tránsito, lo que se traduce en importantes costos económicos para los afectados y para el gobierno.

Uno de cada tres mexicanos padece algún trastorno de sueño y no existen suficientes clínicas especializadas en el país y en las pocas que hay las listas de espera son largas.

De esta manera, una tercera parte de la población en México no tiene acceso a servicios médicos especializados en donde puedan ser atendidos para obtener un tratamiento específico para los diferentes padecimientos del sueño.

Entre algunos de los factores que generan este trastorno destacan el tabaquismo y el alcoholismo, en el primer caso el humo que produce el cigarro produce inflamación en las amígdalas y paladar, en tanto que el alcohol relaja el músculo al doble y aumenta la intensidad del ronquido y de las apneas.

Por lo anterior el especialista recomendó dormir en forma continua y por la noche, debido a que existen cuatro fases de sueño en las que se generan ciertas hormonas como la del crecimiento, mientras que en la última parte del ciclo del sueño se restaura el cuerpo humano.

El síndrome metabólico, diabetes e hipertensión son enfermedades que pueden surgir antes en las personas que duermen menos de lo que se requiere o que tienen algún trastorno de sueño, aseveró Reyes Haro.

Recordó que es importante hacer ejercicio al menos tres veces por semana durante mínimo 10 minutos para lograr una mejor calidad de sueño y se deben eliminar las siestas, en específico para quienes padecen insomnio.

El galeno también sugirió cenar ligero, evitar líquidos antes de dormir, contar con un buen colchón, así como almohada y ropa de cama cómodas para ayudar tener un buen sueño, lo que a su vez se traduce en una mejor calidad de vida.

NOTIMEX