MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de octubre de 2017 / 11:02 a.m.

ESPECIAL.- Una modelo canadiense de 24 años de edad, decidió seguir una tendencia en Instragram, al realizarse un tatuaje en el globo ocular.

La joven comenzó a sentir molestias y ‘llorar’ tinta morada, además de presentar hinchazón, dolor y pérdida parcial de la vista del lado derecho.

Al acudir a una revisión con el médico, éste le informó que tenía un gran daño en la esclerótica del ojo (la membrana de color blanco), ya que presentaba una inflación que cubría parte de la cornea.

La modelo recibió antibiótico durante varias semanas, pero los doctores creen que no podrá recobrar la visión de su ojo derecho.

Dicha práctica es muy común entre los jóvenes, pero no solo se han realizado tatuajes oculares, también han llegado a ‘decorar’ sus encías, corriendo peligro al ser un área que está en contacto con bacterias.


dezr