19 de julio de 2014 / 05:18 p.m.

Los Ángeles.- Vin Loss, un conocido modelo canadiense al que la fama en su país no le resulta suficiente, tatuó su rosotr.

Loss quiere ser el más famoso del mundo y para ello, en vez de destacar por su trabajo en las pasarelas, se ha tatuado toda la cara con palabras sin sentido en conjunto y a distintos tamaños.

La nueva imagen de Loss corrió como la pólvora en las redes sociales y muchas críticas apuntaban a que no eran tatuajes reales. El modelo, para acallar todas estas voces, decidió publicar un video lavando su piel.

Según publica el Daily Mail, Loos ha explicado que "así consigo que la gente me mire y todos me pregunten las razones por las que tengo la cara tatuada".

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL