MULTIMEDIOS DIGITAL
30 de octubre de 2017 / 07:46 p.m.

ESPECIAL.- Una devota madre de 98 años se mudó a un asilo de ancianos para cuidar a su hijo de 80, esto en Liverpool, Inglaterra.

Tom Keating se convirtió en residente del asilo el año pasado porque necesitaba gran atención y apoyo. Poco más de un año después, su madre Ada decidió mudarse a la residencia para apoyarlo.

De acuerdo con el diario 'Liverpool Echo', la madre y el hijo son inseparables y les encanta pasar tiempo juntos divirtiéndose con juegos de mesa o viendo telenovelas. Ambos comparten una relación especial ya que Tom nunca se casó.

Ada y su hijo Tom. | FOTO: LIVERPOOL ECHO
Ada y su hijo Tom. | FOTO: LIVERPOOL ECHO

"¡Nunca dejaré de ser mamá!", explicó Ada al medio. El administrador del asilo aseguró que es muy conmovedor ver la estrecha relación que ambos comparten y a quienes califica de inseparables.

"Es muy raro ver a madres y sus hijos juntos en el mismo geriátrico, y ciertamente queremos hacer que su tiempo juntos sea lo más especial posible", apuntó.


pjt