AP
25 de enero de 2016 / 08:57 p.m.

SALT LAKE CITY, Utah.- Una jueza federal comenzó el lunes a conocer las pruebas en un caso de trabajo infantil en el que está implicada una secta polígama de Utah, entre ellas el testimonio de una ex integrante que asegura la habrían expulsado de esa fe si rehusaba participar en la cosecha de nueces.

Alyssa Bistline dijo que comenzó a trabajar a los 13 años en un rancho productor de nueces a las órdenes de dirigentes polígamos. Bistline señaló que tenía que trabajar en la recolección de manera intermitente hasta que dejó la secta en 2013.

"Yo entendía bien que si no iba, estaría en grandes problemas", declaró Bistline, de 21 años. "Decían que 'si te rebelas o desobedeces, perderás a tu familia o serás expulsada'''.

Según investigadores federales, la compañía Paragon Contractors utilizó mil 400 trabajadores sin paga, entre ellos 175 niños, de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días durante la cosecha de 2012 que fue cubierta por cámaras de medios noticiosos a unos 482 kilómetros al sur de Salt Lake City.

La firma, con sede en Hurricane, tiene una cercana relación con la mencionada iglesia, dijeron los fiscales.

Paragón rechaza haber cometido delito alguno y afirma que mujeres y niños de la secta, encabezada por Warren Jeffs, quien está preso, participaron como voluntarios en la recolección de nueces caídas, no como trabajadores.

"No estamos aquí para enjuiciar a la Iglesia. Ese es otro caso para otra ocasión", declaró el abogado de la compañía, Rick Sutherland.

El gerente de cosechas, no directivos de la compañía, hicieron el arreglo, y se permitió a las familias quedarse con la mitad de lo que recolectaran, según los abogados de Paragon.

El Departamento de Trabajo (federal) solicitó a la jueza que sancione a Paragon por desacato a la corte debido a que violó una orden emitida en 2007 de que no se utilizara mano de obra infantil y pretende que la compañía pague con dinero.

La jueza federal Tena Campbell escuchará testimonios durante tres días.

La secta, una derivación radical del mormonismo, carece de portavoz o de algún número telefónico al que pueda llamarse para que los dirigentes hagan declaraciones a la prensa.

Los miembros de la secta creen que la poligamia contribuye al ascenso al cielo. La poligamia es un legado de las primeras enseñanzas de la iglesia mormona, aunque la corriente principal de esa fe abandonó la práctica hace más de un siglo.