1 de noviembre de 2014 / 06:20 p.m.

 

Nueva Zelanda .- Una mujer que había quedado ciega desde que tenía 11 años volvió a ver después de golpearse la cabeza con una mesa.

Lisa Reid perdió la vista cuando era niña, como resultado de un tumor que presionaba su nervio óptico. Pero todo cambió cuando la mujer se golpeó la cabeza accidentalmente con su mesa, cuando se arrodilló para besar a su perro guía; la mañana siguiente despertó con la novedad que podía ver de nuevo.

"Ver el mundo otra vez es un regalo", dijo Lisa a una entrevista al Dialy Mail Australia.

La mujer de 38 años contó su historia para dar a conocer la Fundación de Ciegos de Nueva Zelandia, que le ayudaba con su discapacidad visual.

FOTO: Fundación de Ciegos NZ

TELEDIARIO DIGITAL