DANIELA GARCÍA
8 de marzo de 2016 / 07:18 a.m.

Monterrey.- Pese a los esfuerzos y avances sociales que se han registrado en los pasados años, las mujeres en México sólo representan el 16 por ciento del sector empresarial, de acuerdo al Instituto Mexicano de Estadística y Geografía (INEGI).

En el informe del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (Ipade), Estadísticas sobre mujeres y empresarias en México, el país ocupa el lugar número 83 de 135 países donde las mujeres perciben menos salario que sus similares hombres, ya que es 16 por ciento menor.

mujeres
En ese sentido, el país también registra la tasa de participación laboral más baja de la OCDE. |ESPECIAL

"A pesar de importantes avances en educación, las brechas de género en términos de trabajo remunerado y no remunerado en México están entre las mayores de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos)", destacó el Centro en esta publicación.

En ese sentido, el país también registra la tasa de participación laboral más baja de la OCDE después de Turquía; el 48 por ciento de las mujeres mexicanas tienen un empleo, contra el 62 por ciento promedio del resto de los países de la OCDE.

"Muchas mujeres mexicanas se enfrentan a importantes obstáculos que les impiden participar plenamente en el mercado laboral. Estos incluyen: la carga del trabajo no remunerado (las mexicanas dedican cuatro horas diarias más al trabajo no remunerado que los hombres); los tradicionales roles de género, y la carencia de políticas de conciliación entre trabajo y vida familiar, especialmente la insuficiente oferta de servicios de cuidado infantil y de prácticas laborales flexibles".

Las mismas cifras arrojan que el 31 por ciento de los puestos de alta dirección en México lo ubica ligeramente por encima del promedio de la OCDE, que es de 32 por ciento. Asimismo, 7 por ciento de los miembros de la junta directiva de las empresas mexicanas son mujeres (el promedio de la OCDE es 10 por ciento), y sólo el 2 por ciento de las mujeres mexicanas son empresarias, en comparación con el 6 por ciento de los hombres.

Además, las mujeres ocupan menos de un tercio de los puestos gerenciales y tienen una participación de una mujer por cada 10 hombres en los puestos directivos.

Sin embargo, el rol de las mujeres en la sociedad y en la fuerza laboral en México difiere mucho del papel que juegan los hombres. De acuerdo a la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias, las mujeres destinan más del 70 por ciento de sus ganancias a la comunidad y a su familia, mientras los hombres sólo inyectan entre el 30 y 40 por ciento de sus recursos para estos fines.

Son aparte más propensas a crear empleos: de cada cinco empresas medianas y pequeñas que se abren, tres son lideradas por mujeres, de acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); son aparte importantes en el crecimiento del país al aportar el 37 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Entre otros de los compromisos que tienen las mujeres empresarias con el país, es que de cada 100 mujeres que solicitan un préstamo para invertir en su empresa, el 99 por ciento salda sus deudas de manera íntegra, lo que significa que rara vez hay una mujer deudora.

Y en cuanto a su responsabilidad, las mujeres mexicanas tienen también mayores tasas de graduación de educación terciaria (o universitaria) que los hombres; 21 por ciento contra 18 por ciento. Al mismo tiempo que en la actualidad, las mujeres terminan la universidad con mejores calificaciones que los hombres pero antes de que cumplan 30 años ya ganan 10 por ciento menos que ellos.

"En los últimos años ha cambiado la presencia de la mujer en las industrias llamadas "no tradicionales" y esto se ve reflejado desde el número de mujeres inscritas en carreras como derecho, medicina, ingenierías, etcétera", destacó el Centro.

Pero en las áreas donde hay más mujeres son también las áreas donde están más castigados los salarios. En la medida en la que hay más presencia de hombres en un sector, suben los salarios.