AP
21 de marzo de 2017 / 09:35 a.m.

TAILANDIA.- Turistas solían tirarle monedas a una tortuga marina verde que vivía en un estanque en el oriente de Tailandia, como deseo de suerte y longevidad. Pero la tortuga se tragaba las monedas y eso resultó ser una sentencia de muerte para el reptil.

Luego que la operaron y le extrajeron casi 1.000 monedas del estómago hace dos semanas, la tortuga apodada Omsin murió el martes.

Personal naval de Tailandia rescató al animal, que se cree tenía 25 años, luego que vio que estaba visiblemente enferma en el pueblo costero de Sattahip.

Fue examinada por un veterinario, quien descubrió las monedas dentro de su estómago. El peso de las monedas en su estómago había quebrado su coraza inferior lo cual la hacía vulnerable a una infección mortal.

La historia atrajo la atención de la prensa internacional, y luego la gente pidió que se curara a Omsin.

La causa de la muerte fue obstrucción intestinal que le impedía a Omsin asimilar proteínas, y la toxicidad del níquel proveniente de las monedas habían dañado su sistema inmunológico, dijo el médico Roongroje Thanawongnuwech, decano de la facultad de veterinaria en la Universidad Chulalongkorn de Bangkok.

La tortuga pareció estar bien tras la operación de cuatro horas, pero el sábado la examinaron y vieron que había problemas en sus intestinos. La operaron de nuevo, durante dos horas y media, pero Omsin no despertó y murió el martes por la mañana.

"Al menos tuvo la oportunidad de nadar libremente y comer felizmente antes de morir", dijo la doctora Nantarika Chansue, directora del equipo que le extrajo 915 monedas que pesaron cinco kilos de su estómago el 6 de marzo.