31 de julio de 2014 / 05:48 p.m.

Amealco.- A sus 12 años de edad, Yared Garcia Romero toca el violonchelo, estudia en el Centro de Artes Musicales de Tijuana y está feliz. "La música sirve para muchas cosas: tranquiliza, hace mejores a las personas y puede acabar con la violencia”.

Yared, nacido el 7 de diciembre del 2001 en Atizapán de Zaragoza, Estado de México, y radicado en Tijuana desde hace varios años, asiste estos días al campamento de trabajo musical del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), que se lleva a cabo en esta localidad bajo la batuta del maestro Eduardo García Barrios, director de este organismo.

Hace un año que el menor toca el violonchelo, antes tocó el violín pero le gustó más el primer instrumento, cuyo sonido define como la voz de un ser humano. Así se lo ha hecho saber a su papá, quien en reuniones familiares toca espléndidamente la guitarra, sin ser un profesional de la música, comentó en entrevista con Notimex.

"Por eso, según el carácter de quien lo toca, es el sonido que emite el chelo. Me encanta platicar con él y quiero dedicarme a tocarlo toda la vida", reveló.

Para eso el pequeño practica diariamente y sin descanso, porque, además, se visualiza como un joven en un conservatorio nacional y como un adulto cumpliendo su máxima aspiración: ser solista del violonchelo en una gran orquesta.

Yared se prepara actualmente para ser mejor que sus mentores. "Estudio y sigo las instrucciones de mis maestros para alcanzar esa meta. Hoy me encuentro en este campamento asimilando todo lo que escucho, conociendo nuevas personas y haciendo más amigos".

Finalmente, Garcia Romero comentó que los niños de su edad deben aprovechar el tiempo estudiando la escuela reglamentaria, "lo cual se puede complementar con la ejecución de algún instrumento musical, porque la música hace mejores a los seres humanos", insistió.

FOTO: Especial

NOTIMEX