ALAN ELí PÉREZ
15 de noviembre de 2016 / 04:30 p.m.

ISRAEL.- Un grupo de nadadores ambientalistas de distintas naciones decidieron sumergirse en aguas del mar muerto, lo anterior con el objetivo de llamar la atención del mundo a la degradación ambiental que ha sufrido el lugar que es considerado como el más bajo del mundo con 423 metro por debajo del nivel del mar.

Los 25 activistas de naciones como Israel, Palestina, Nueva Zelanda, Sudráfrica, y Dinamarca entre otros, se lanzaron al mar ataviados con trajes especiales y esnórqueles, que les permitieron atravesar los 15 kilómetros del recorrido trazado en tan sólo siete horas.

La travesía fue monitoreada por un equipo médico abordo de un bote que contaba además con salvavidas y alimento en caso de que fueran requeridos debido a que el agua está saturada de sal que si es ingerida podría traer consecuencias fatales.

De acuerdo con los organizadores el nivel del agua en este punto del planeta ha presentado un decrecimiento de 25 metros en las últimas décadas, situación que calificaron como alarmante, y la cual dijeron se da debido al manejo insostenible de agua y a la sobre explotación de los recursos minerales, por lo que las acciones para mantener este mar en buen estado son urgentes.