15 de abril de 2014 / 10:13 p.m.

México.- La obesidad es un problema que puede ser considerado como una epidemia mundial y los costos relacionados con este padecimiento son del orden social y económico, por mencionar algunos, advirtió el médico especialista en Medicina Interna de la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia, John Duperly.

Señaló que los costos para el sistema de salud en el mundo son millonarios y son originados por los problemas derivados de la obesidad como la diabetes, que es una enfermedad de altos costos, no solo en términos económicos, sino en cuanto a lo incapacitante que es en el mercado laboral.

Otras enfermedades ligadas a la obesidad son la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares, además de que está relacionada de manera directa con el cáncer en senos, ovarios, útero y próstata, así como a problemas de artrosis en cadera y rodilla, aunado a fatiga crónica y fibromialgia.

"Es una enfermedad de altísimo impacto en los costos en salud, que además ha sido tremendamente difícil de controlar, es una epidemia y se han tomado medidas de todo tipo, en alimentación, en promoción de actividad física, en regulación, pero no hemos podido controlarla y sigue creciendo en todos los países y en todas las edades", señaló.

El especialista explicó que al paso del tiempo las personas han aumentado la cantidad de calorías que consumen y hoy ingieren entre dos mil y tres mil calorías por día, principalmente debido al exceso de oferta de comida, aunado a mayores niveles de sedentarismo, factores que contribuyen a la obesidad.

Explicó en entrevista con Notimex que una de las dificultades para crear conciencia en las personas sobre las consecuencias de esta enfermedad es erradicar la idea de que solo comer bien y quitar alimentos altos en calorías va a solucionar el problema.

Se debe inculcar la cultura de la actividad física desde que los niños son muy pequeños y con el ejemplo, explicó.

Precisó que la dosis de ejercicio requerida para cuidar el peso de las personas es de una hora cada día, sin embargo, es fundamental cuidar la salud física con un plan integral que considere una buena alimentación.

Al respecto explicó que actualmente existe una alta tendencia al sedentarismo propiciado por la poca actividad física que existe en las áreas de trabajo y las personas, en comparación con generaciones anteriores, pasan hoy más tiempo sentados en un escritorio.

Sin embargo, señaló, existen estudios que demuestran que las personas pasan un promedio de tres horas al día mirando la televisión, por lo que no es pretexto argumentar falta de tiempo para hacer ejercicio.

El especialista recomendó aprovechar los traslados a los centros de trabajo para hacer ejercicio mediante el transporte activo, el cual implica caminar más o usar bicicleta.

A su vez, sugirió alternativas como aumentar el gasto calórico en las horas de oficina y buscar estar sentado una menor cantidad de tiempo, así como hacer pausas activas.

Subrayó que es necesario que los tomadores de decisiones en los países estén conscientes de que la salud no debe ser un tema descuidado por las escuelas y otras instituciones y debe ser una prioridad.

Notimex