21 de abril de 2014 / 03:48 p.m.

EU.- La estadounidense Priscilla Firstenberg dio a su abuela, enferma de cáncer terminal, la oportunidad de pasear por última vez al aire libre con la ayuda de las gafas de realidad virtual Oculus Rift.

Después de que los médicos le dijeran a Roberta Firstenberg que le quedaban tan solo unos meses de vida, la anciana confesó a su nieta Priscilla que uno de sus últimos deseos era poder salir a la calle, aunque fuera solo a su patio delantero.

Priscilla, que es diseñadora de videojuegos, envió un conmovedor correo electrónico a la empresa Oculus VR explicando la situación y expresando su intención de cumplir el último deseo de su abuela con la ayuda de unas gafas de realidad virtual.

El sistema de realidad virtual, recientemente adquirido por Facebook, normalmente se utiliza para el entretenimiento, pero al leer la historia los empleados del servicio de atención al cliente respondieron a Priscilla al día siguiente y decidieron enviarle unas gafas y unos auriculares de realidad virtual de forma gratuita para que Roberta lo utilizara temporalmente.

Como resultado, con el uso de Oculus Rift, la anciana pudo cazar mariposas y admirar el sol en una villa italiana virtual desde el sillón de su casa en Seattle, EU.

Aunque Priscilla envió la carta el pasado mes de noviembre, la historia no se ha hecho pública hasta ahora. Roberta murió aproximadamente cuatro semanas más tarde, pero por lo menos consiguió cumplir su último sueño de caminar al aire libre y disfrutar de las cosas pequeñas.

AGENCIAS