ALAN ELÍ PÉREZ
22 de marzo de 2017 / 05:20 p.m.

MONTERREY.- Una pequeña de tres años que visitaba el Vaticano por primera vez, en compañía de su padrino, se robó las miradas del mundo luego de que durante su encuentro con el papa Francisco, esta le robara por unos instantes su solideo, hecho que dibujó una sonrisa en el rostro del jerarca de la Iglesia Católica.

Esto ocurrió momentos después de la audiencia de los miércoles, cuando el pontífice se acercó a un grupo de turistas, entre ellos un bloguero romano conocido como "Mountain Butorac", quien iba acompañado por su ahijada Estella Westrick, la cual fue escogida por la seguridad del lugar para acercarse a Francisco I, saludarlo y recibir su bendición, por lo que el hombre no desaprovechó para capturar el momento con su teléfono celular.

En la grabación de escasos segundos se observa al Papa acercarse sonriente a la niña a quien besó en la mejilla, cuando repentinamente esta, quizá presa de su curiosidad decidió tomar parte de la indumentaria papal, hecho que provocó la risa de los presentes, incluyendo a Francisco, quien tomó con muy buen humor el incidente.

El material que fue publicado en twitter, fue acompañado con un mensaje en el que aseguró que Estella estaba muy emocionada y nerviosa por conocer al sumo pontífice.