6 de abril de 2014 / 06:57 p.m.

Pakistán.- Muhammad Mosa Khan apareció en la corte que agarrando su botella de leche y sentado en el regazo de su padre mientras se le acusaba de planear un asesinato, amenazar a la policía e interferir en los asuntos del Estado.

Pero no lo hizo sólo, otros miembros de su familia también participaron en la liberación de un gas sospechoso en Lahore. Por si fuera poco, los sospechosos también trataron de asesinar a los oficiales tirándoles piedras durante la redada.

Aunque según el padre del niño, el grupo había estado protestando en contra de una escasez de electricidad en su área.

El informe presentó una denuncia en contra de toda la familia de Muhammad Yassen, lo queincluía al nieto de nueve meses de edad.

El juez no pudo desestimar el caso contra el niño, ya que estaba fuera de su jurisdicción. Por su parte, el ministro jefe de Punjab, Shahbaz Sharif, ha intervenido y ha pedido un informe al inspector general de la policía.

Pero mientras son peras o son manzanas se les concedió la libertad bajo fianza y el caso fue aplazado hasta el 12 de abril.

El Ministro de Derechos Humanos y Asuntos de las Minorías, Khalil Tahir Sindhu, también se dice que ha tomado nota del caso.

AGENCIAS