MULTIMEDIOS DIGITAL
14 de junio de 2016 / 06:06 p.m.

Monterrey.- Quién sabe cuántos misterios históricos o reliquias de la antigüedad aún se esconden de la humanidad.

Con cada descubrimiento hecho por el hombre gracias a la tecnología, es evidente que no sólo las personas dejan rastro de su existencia.

Tal es el caso de esta ciudad submarina que fue hallada en el 2014 gracias a un grupo de buzos que se encontraban explorando las aguas de la isla griega Zacinto.

Al principio pensaron que se trataba de una vieja ciudad que se hundió con el pasar de los años, se imaginaron que ahí pudo haber una civilización completa trayendo consigo una historia más por contar, sin embargo, la investigación dio otros resultados, ya que en el lugar no se veía algún rastro alguno de civilización humana.

Luego de que el Ministerio de Cultura de Grecia encargara una investigación completa, descubrieron que los restos arqueológicos no habían sido creados por el hombre, si no por bacterias.

Hace entre dos y cinco millones de años, una falla técnica en un submarino (el cual hasta la fecha no es detallado) alteró al ambiente marino en ese punto, lugar en donde liberó suficiente metano que terminó convirtiéndose en el alimento de bacterias y microbios.

Tras la alteración, los sedimentos creados por estas bacterias se solidificaron creando estas formaciones en forma de columnas, confundiendo así a sus descubridores.