MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de febrero de 2016 / 07:02 p.m.

MÉXICO.- Por primera vez en lo que va de su visita a México, el Papa Francisco se mostró visiblemente molesto cuando salía del estadio "José María Morelos", en Morelia, Michoacán, luego de que un grupo de feligreses provocaran que casi cayera sobre una persona en silla de ruedas.

Tras un colorido encuentro con los jóvenes que le cantaron y bailaron en la ciudad occidental de Morelia, el pontífice se acercó a saludar a algunos de los asistentes, momento en el que algunos espectadores que se encontraban detrás de una valla, lo jalaron y estuvieron a punto de derribarlo en un par de ocasiones, mientras que quienes lo resguardaban intentaban alejarlos.

Después de que el Papa intentara regalarle un rosario a una persona que se encontraba atrás de las vallas, uno de los presentes lo jaloneó por segunda ocasión, lo que provocó que casi cayera sobre una persona en silla de ruedas.

El Papa, visiblemente molesto, alzó el rostro y dirigiéndose a esa persona dijo: "¡No seas egoísta!... ¡No seas egoísta!", según se alcanzó a apreciar en las imágenes en vivo de las cámaras que siguen su visita.

Dio un par de pasos hacia atrás para tomar distancia mientras a través de los micrófonos pedían a la gente no aglomerarse, pues el pontífice acudía a los lugares para saludarlos a todos.

El Papa Francisco siguió saludando a la gente unos minutos más antes de salir del estadio.