4 de enero de 2015 / 02:31 a.m.

Tennessee.- Una joven y su prometido tenían todo listo para darse el sí en el altar, pero faltando seis días para la ceremonia, el novio canceló la boda. Su reacción fue destruir su vestido e iniciar de nuevo guardando el momento en una sesión fotográfica.

Shelby Swink de 23 años conoció a su ex novio en la universidad en el año 2011 y en marzo de 2014 se comprometieron para en noviembre unir sus vidas.

Pero días antes que el enlace nupcial se realizara su prometido simplemente le dijo que no estaba enamorado de ella, no quería casarse y no quería pasar el resto de su vida con ella.

"Estaba en shock y no tenía idea que pensar o hacer. Estaba paralizada. Los días siguientes fueron un sin fin de llamadas a los invitados y proveedores para cancelar los servicios contratados para la fiesta".

La familia y amigos de la joven no la abandonaron pero no sabían qué hacer, hasta que la propuesta de una fotógrafa le dio un color distinto a su vida.

Shelby estropeó su vestido cubriéndolo con pintura, en una celebración para cerrar este ciclo.

Si ella pudiera decirle una cosa a su ex, esto sería: "Gracias por liberarme un gran futuro dolor. Gracias por empujarme a darme cuenta de mi propia fuerza …".

El vestido está en exhibición en una tienda de novias en Memphis, Tennessee, cuyas ganancias de cada vestido que se venda serán donadas a la organización 'Be Free Revolution'. 

FOTO: Elizabeth Hoard 

TELEDIARIO DIGITAL