MILENIO DIGITAL
12 de marzo de 2017 / 02:40 p.m.

MEXICO.- En México, las tintorerías y lavanderías se han convertido en verdaderos cementerios, toda vez que cada año quedan en el olvido casi 90 mil prendas de todo tipo; es decir, ropa que alguna vez llevó un cliente, pero jamás regresó a reclamarla.

Raúl Figueroa, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Lavanderías (Canalava), destacó que en cada una de sus más de 900 asociadas se olvidan anualmente 100 prendas, que van desde las más costosas hasta las más comunes.

Señaló que durante este año la Canalava impulsará una campaña para que las tintorerías y lavanderías puedan deshacerse de las prendas olvidadas de una manera más rápida y efectiva, ya sea mediante donación o venta.

“Existe un contrato de adhesión firmado ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por parte de los establecimientos que ofrecen este servicio al público y se debe contar con él, de lo contrario se es acreedor a una multa”, apuntó el directivo.

Explicó que dicho contrato establece un periodo de 90 días para que el usuario pueda recoger su prenda, y en adelante tendrá derecho a pagar almacenaje por el tiempo excedido, pero cumplidos los tres meses se podría o se debería hacer una adjudicación por parte del establecimiento de dichas prendas.

Con la finalidad de no perder al cliente y ofrecer el mejor servicio, los dueños de tintorerías y lavanderías incluso deciden otorgarle más de un año a quien olvida sus prendas pues sienten incluso que pierden más dinero con el proceso de adjudicación.

Aunado a esta acción, la Cámara impulsa la reducción de esos 90 a 45 días para el reclamo de las prendas, y así agilizar el proceso a través de una mayor presión al cliente.