6 de mayo de 2014 / 10:38 p.m.

Un joven planeó una fiesta tranquila, tal vez una decena de amigos, pero las cosas se salieron de control cuando los jóvenes comenzaron a promover la fiesta en redes sociales.

 

Canadá.- Un adolescente decidió organizar una fiesta dentro de una mansión en construcción en Ontario, Canadá, mientras sus padres no estaban en casa. 

El joven planeó una fiesta tranquila, tal vez una decena de amigos, pero las cosas se salieron de control cuando los jóvenes comenzaron a promover la fiesta en redes sociales con el hashtag #MansionParty.

De un momento a otro la pequeña fiesta juvenil se transformó en una parranda descomunal, con más de 2 mil personas haciendo de las suyas por toda la mansión, ubicada en un lujoso barrio canadiense. 

Afuera de la casa había más de 60 autos estacionados, entre los que se incluía un autobús, que presuntamente habría llegado repleto de chicos.

Algunos vecinos que fueron testigos de la llegada en masa de jovencitos con ganas de fiesta, informaron que en el lugar no cabía un alfiler y entonces empezaron los problemas; peleas y destrucción, que según indican ascendió a un total de 70 mil dólares en daños. 

Agencias