15 de abril de 2014 / 04:21 p.m.

Brasil.- El Hospital Amaral Carvalho situado en la localidad de Jaú, a 300 kilómetros de São Paulo, ha desarrollado un juguete para hacer más fácil la estancia a los niños con cáncer, que permanecen allí ingresados y que viven separados de su familia.

Tras oírles decir que echaban de menos a sus padres, hermanos, abuelos y amigos, los médicos e integrantes del centro decidieron ponerse manos a la obra en busca de una solución que les acercase a esas personas y que les alegrase sus días allí. Así fue como nació Elo, un clásico oso de peluche que a través de la tecnología actual les lleva los mensajes de audio que padres, amigos y familiares graban vía Whatsapp. Una hermosa iniciativa que seguro que te emocionará.

Te recomendamos que no dejes de ver el final del vídeo cuando Theó, un pequeño de cuatro años, recibe el oso al que bautiza con el nombre de Bery y le dice que necesitará un pijama para que así también pueda estar pemanecer ingresado con él.

AGENCIAS