AP
16 de mayo de 2016 / 12:54 p.m.

Boston.- Un paciente con cáncer recibió el primer trasplante de pene en Estados Unidos, informó este lunes un hospital en Boston.

El Massachusetts General Hospital confirmó que Thomas Manning recibió el órgano de un donante muerto, luego de una operación de 15 horas la semana pasada.

El doctor Curtis Cetrulo, quien encabezó el equipo quirúrgico, dijo al periódico New York Times que Manning, de 64 años, podrá comenzar a orinar normalmente en unas pocas semanas y que la función sexual regresará en semanas o meses.

"Nos sentimos cautelosamente optimistas", dijo Cetrulo, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, quien añadió que "es un terreno desconocido para nosotros".

El Times reportó que la mayoría del pene de Manning fue extirpado como tratamiento contra un cáncer agresivo y potencialmente fatal. El cáncer le fue diagnosticado en 2012 luego de que Manning fue herido gravemente en un accidente. Los médicos que lo atendieron descubrieron un abultamiento anormal en su pene.

Manning dijo que apenas ha sentido dolor tras la operación. Una complicación grave ocurrió un día después del procedimiento, cuando comenzó a sangrar y tuvo que ser llevado de urgencia a la sala de operaciones. Añadió que su recuperación ha transcurrido sin problemas desde ese momento, pero que aún no ha examinado el trasplante.

Manning, que es soltero y no estaba en ninguna relación íntima cuando se le descubrió el cáncer, dijo que la amputación había imposibilitado nuevas relaciones.

Dice que será afortunado si llega a "75%" de lo que era. Dijo al periódico que está deseoso de volver a su trabajo como mensajero bancario y que espera tener de nuevo una vida amorosa. Agregó que decidió hablar públicamente para combatir el estigma asociado con cánceres y problemas en los órganos genitales.

Se requirieron tres años de preparación, incluso operaciones en cadáveres, antes que el equipo estuviera listo para realizar la operación. El procedimiento involucró a una decena de cirujanos y otros 30 trabajadores de salud, dijo el Times.

Cetrulo dijo que su equipo casi seguramente perfeccionará su técnica en otras personas antes de realizar trasplantes a militares heridos. Dijo que el Departamento de Defensa "no quiere que los soldados heridos se sometan a técnicas no probadas".

No existe un número fijo de trasplantes planeados. El doctor Dicken Ko, quien dirige el departamento de urología del hospital, dijo que los candidatos para futuros trasplantes serán evaluados caso por caso. Por el momento el procedimiento será limitado a pacientes con cáncer o heridas traumáticas y no será ofrecido a personas transgénero.

Cetrulo dijo que se planea otro trasplante, en cuanto aparezca un donante apropiado, para un hombre cuyo pene fue destruido por quemaduras sufridas en un accidente automovilístico.