MILENIO DIGITAL
1 de diciembre de 2017 / 12:54 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los médicos de cuidados intensivos del hospital de Florida se vieron en una difícil situación cuando recibieron a un paciente inconsciente en estado grave con un tatuaje que decía "NO RESUCITAR", con la palabra NO subrayada.

En un inicio, los doctores decidieron ignorar la petición escrita en el pecho del paciente y comenzaron a tratarlo, pero al alertar al equipo de ética, ellos pidieron respetar el tatuaje ya que "sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica", dijo Gregory Holt, autor del caso.

El caso, publicado en la revista New England Journal of Medicine, dice que el hombre anónimo de 70 años tenía antecedentes de diabetes, frecuencia cardíaca irregular y de enfermedad pulmonar crónica.

En Estados Unidos, el 80 por ciento de los pacientes desean evitar la hospitalización y cuidados intensivos durante la fase terminal de una enfermedad, de acuerdo con Medicare. Los documentos de DNR (Do Not Resuscitate) o No Resucitar, son una solicitud explicita para evitar intervenciones médicas como descargas eléctricas e intubaciones, que a la larga terminan con el paciente conectado a una máquina.

Sin embargo, el tatuaje no era igual a un documento DNR y el equipo del hospital tuvo que dialogar sin respetarlo o no, ya que no sabían si se hizo el tatuaje estando drogado o borracho, si decidió cambiar de opinión o si fue sólo una broma (en 2012 de un paciente con un tatuaje de DNR admitió pensar que nadie se lo tomaría en serio y por eso lo hizo).

El equipo de terapia intensiva hizo todo lo posible para mantener vivo al paciente mientras el equipo ético resolvía el caso. “Después de revisar el caso del paciente, los consultores de ética nos aconsejaron que respetáramos el tatuaje DNR del paciente”, dijo Holt.

Al final, los médicos terminaron redactando un documento DNR y el paciente falleció esa misma noche sin haberse sometido a ninguna intervención médica de alta intensidad. Poco antes de morir, el departamento de trabajo social del hospital encontró en el expediente del paciente un pedido de DNR "extrahospitalario" emitido por el Departamento de Salud de Florida, el cual coincidía con el tatuaje.

Kerry Bowman, bioético de la Universidad de Toronto, dijo a Gizmodo que “Los DNR de cualquier tipo no anulan los deseos expresados más recientemente” pero que “Mi posición sería que si alguien se toma la molestia de tener un DNR tatuado con una firma, eso indica un deseo fuerte y claro”.



dezr