MILENIO DIGITAL
18 de junio de 2017 / 10:03 a.m.

ESPECIAL.- “Saber cuántos padres celebrarán su día el próximo domingo 18 de junio es una tarea complicada porque no existen estadísticas detalladas sobre la paternidad en México”, destaca un estudio de 2016 de Salvador Moreno Pérez, investigador del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados.

Las cifras al respecto son escasas y su elaboración comenzó en las oficinas de estadística oficiales apenas al inicio del presente siglo. No se sabe con exactitud cuántos mexicanos varones se vuelven padres de familia cada año, la edad promedio a la que tienen su primer hijo o el número de hijos que tienen, señala también el documento.

Según el Censo de Población y Vivienda 2010, en México el padre está ausente en cuatro de cada 10 hogares y, en total, en 11.4 millones de hogares falta el padre. A su vez, una encuesta de Trabajando.com indica que 53 por ciento de los mexicanos considera que su padre estuvo ausente en su niñez por motivos laborales.

La misma fuente reportó que 35 por ciento de los encuestados consideró que el tiempo que pasó con su padre fue equilibrado y suficiente, mientras que 12 por ciento juzgó haber pasado bastante tiempo junto a su progenitor.

La cifra de padres ausentes en las familias mexicanas ha ido modificándose: en 1995, carecía de este integrante de la familia el 31 por ciento de los hogares; para 2008, el porcentaje aumentó a 41.5 por ciento. Para 2015 esta cifra se calcula cercana al 47 por ciento.

El documento del Cesop advierte que sólo los análisis indirectos de información que surgen de los censos, conteos de población y la información proveniente de juzgados de lo familiar, arrojan luz sobre la identidad de los padres en México.

De acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda de 2010, los padres sumaban en México 19 millones, de los cuales alrededor 495 mil eran viudos, 259 mil se registraron divorciados y 42 mil eran papás solteros.

Para 2015, según cálculos del estudio del Cesop, había ya 21.7 millones de padres, lo que significa aproximadamente que una tercera parte de los hombres en México eran papás. Los padres mexicanos registran en promedio 46 años de edad. Es decir que 44 de cada 100 tenía entre 40 y 59 años; una tercera parte del total tenía entre 19 y 39 años, y sólo 2 por ciento tenía más de 80 años.

Poco más de la tercera parte de los papás en México contaba con seguro popular en 2016; 35 de cada 100 con Seguro Social, sólo 6 de cada 100 tenían ISSSTE y 16 de cada 100 no contaba con servicio de salud.

En términos educativos, 6 padres de cada 100 no realizaron ningún tipo de estudios. Treinta de cada 100 padres concluyó la primaria. Veintiocho de cada 100, la secundaria; 14 de cada 100 concluyó sus estudios de licenciatura, y sólo 3 de cada 100 concluyó estudios de maestría y superiores. Además, 8 de cada 100 padres de familia hablan alguna lengua indígena y 25 de cada 100 se considera indígena.

Las investigadores Paulina Mena Méndez y Laura Evelia Torres Velázquez plantean que el ejercicio de la paternidad de los mexicanos se sitúa en un contexto de transformaciones sociodemográficas como el incremento en el número de divorcios, el mayor uso de anticonceptivos, la disminución de la tasa de natalidad, la fecundidad más tardía, el aumento del nivel educativo de las mujeres y su inserción en el mercado laboral; cambios que han replanteado el papel de los padres y las madres en las familias.

Añaden que aunque es posible afirmar que mayoritariamente las familias aceptan el rol tradicional del padre que trabaja y provee y la madre que educa y atiende a los hijos, no es posible hablar de un prototipo de paternidad en los hombres mexicanos, ya que ésta se determina por diversidad de aspectos económicos, sociales, culturales e incluso regionales.

Por ello, señalan, es necesario promover el estudio de la paternidad en México a través de los ejercicios censales, o bien a través de encuestas dedicadas especializadas a esa materia.


pjt