28 de marzo de 2014 / 07:37 p.m.

El Vaticano.- Durante el Rito de la Reconciliación que ha oficiado el Vaticano, previo al cuarto domingo de Cuaresma, el papa Francisco descendió del altar de la Basílica y tras quitarse la capa pluvial morada, acudió a uno de los confesionarios de la nave central, para confesarse de rodillas.

De este modo pudo verse públicamente cómo el pontífice se confesaba ante un sacerdote durante cerca de dos minutos y medio.

El gesto del pontífice se produjo antes de que él y otros sacerdotes procedieran a escuchar la confesión de muchos de los fieles congregados.ya que se inauguraba la jornada "24 horas para el Señor", en la que múltiples diócesis de todo el mundo confesarán en concomitancia.

Agencias