5 de marzo de 2014 / 02:28 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco denunció el miércoles la plaga social de la compraventa de seres humanos en Brasil, en un mensaje que envió por la campaña promovida por la Iglesia de ese país sobre el tema "Fraternidad y trata de seres humanos".

"No se puede ser indiferente cuando se sabe que existen seres humanos comprados y vendidos como mercaderías", expresó en el mensaje a los fieles brasileños en ocasión de la campaña anual de Fraternidad promovida por la Iglesia en Brasil.

"Pensemos en las adopciones de niños destinados al trasplantes de órganos, a las mujeres engañadas y obligadas a prostituirse, a los trabajadores explotados, sin derechos ni voz", afirmó,

Manifestó que es necesario un profundo examen de conciencia: "Cuántas veces hemos tolerado que un ser humano sea considerado como un objeto, expuesto para vender un producto o para satisfacer un deseo inmoral".

"La persona humana no se debería jamás vender o comprar como una mercadería, que se usa y se explota, incluso indirectamente, se hace cómplice de este abuso", señaló.

Denunció también la violencia familia: "OPadres que esclavizan a los hijos, hijos que esclavizan a los padres, ancianos sin un lugar en la sociedad y niños y jóvenes sin voz".

Francisco recordó su viaje a Brasil para presidir a fines de julio del año pasado la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud. "Recuerdo vuestro gran corazón y la calurosa recepción".

"Cuando estuve con ustedes, afirmé que el pueblo brasileño daba una lección de solidaridad, seguro de eso, auspicio que los cristianos y las personas de buena voluntad pueden empeñarse para que nunca más un hombre o una mujer, jóvenes o niños, sean víctimas de la trata de seres humanos", añadió.

AP