Reuters 
22 de marzo de 2014 / 05:16 p.m.

Ciudad del Vaticano. - El Papa Francisco designó el sábado a una víctima de abuso sexual de un sacerdote para que sea parte de un grupo creado para ayudar a la Iglesia Católica a abordar el problema de la pedofilia clerical que la ha perseguido por dos décadas.

La formación de un grupo de expertos fue anunciada por primera vez en diciembre y el sábado el Papa nombró a sus primeros ocho miembros- cuatro mujeres y cuatro hombres- de ocho países diferentes.

Estos miembros iniciales serán responsables de completar la "comisión para proteger a los menores" con otros expertos de todo el mundo y definir el rango de acción del grupo.

"El Papa Francisco ha dejado claro que la Iglesia debe tener la protección de los menores entre sus mayores prioridades", dijo el portavoz del vaticano, el padre Federico Lombardi en un comunicado.

"Mirando hacia el futuro sin olvidar el pasado, la comisión adoptará un enfoque multifacético para promover la protección de los jóvenes", agregó.

Esto incluirá tomar acciones contra los criminales, educar a la gente sobre la explotación infantil, desarrollar las mejores prácticas para mejorar la imagen de los sacerdotes y definir las tareas civiles y clericales al interior de la Iglesia, dijo Lombardi.

Entre los llamados a formar parte del grupo, están Marie Collins, que fue víctima de abuso sexual en Irlanda en la década de 1960 y que hizo una campaña activa por la protección de los niños y justicia para las víctimas de pedofilia en la Iglesia.

Otro miembro de la comisión es el arzobispo de Boston, el cardenal Sean Patrick O'Malley, conocido como un pionero defensor de una postura más abierta para abordar estos escándalos desde que en el 2011 publicó en línea una base de datos de los sacerdotes de Boston acusados de abuso sexual contra menores.