28 de marzo de 2014 / 05:00 p.m.

NUEVA YORK.- El papa Francisco ha iniciado discretamente una nueva era en las relaciones entre la iglesia católica y pentecostales rivales, dijeron líderes religiosos y lo hizo con un iPhone y un saludo videograbado.

Francisco grabó el mensaje en enero en el teléfono de un clérigo amigo vinculado con el movimiento pentecostal espiritualista. El amigo del papa presentó después el video a pastores pentecostales en Texas.

Los movimientos pentecostales han estado restando feligreses a la iglesia católica, especialmente en Latinoamérica, desde hace años.

Sin embargo, en el video, Francisco califica de hermanos a los pastores pentecostales y les dice que deberían trabajar juntos en pos de la unidad cristiana. Un líder pentecostal dijo que ese pequeño gesto hizo más por cicatrizar la herida que las cuatro últimas décadas de diálogo.

AP