9 de mayo de 2014 / 11:59 a.m.

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco pidió a los gobiernos del mundo el viernes que redistribuyan la riqueza en favor de los más pobres y que se haga carne un nuevo espíritu de generosidad.

Francisco habló ante una reunión de los jefes de las principales agencias de la ONU presidida por el secretario general Ban Ki-moon.

El pontífice ha fustigado con frecuencia las injusticias del capitalismo y el sistema económico global que margina a buena parte de la humanidad.

El viernes exhortó a las Naciones Unidas a promover una "movilización ética" de la solidaridad con los pobres y a un nuevo espíritu de generosidad que apunte a las raíces de la pobreza y el hambre.

Instó a "la redistribución legítima de los beneficios económicos del estado, así como la cooperación indispensable entre el sector privado y la sociedad civil".

AP