28 de septiembre de 2014 / 08:25 p.m.

México.- La empresa Virgin, famosa por sus servicios en telecomunicaciones, ha decidido incursionar en el área de viajes espaciales y promete dar una experiencia fuera de este mundo con el proyecto ‘Virgin Galactic’.

Una nave espacial denominada SpaceShipTwo, Serial  Two, fue presentada por la compañía de Richard Branson. Este tipo de naves se ensamblan al norte de Los Ángeles, en medio del desierto. Desarrollada a partir de fibra de carbono y con un diseño lleno de imaginación, la SpaceShipTwo planea llevar turistas a 96 kilómetros de altura, en donde se encuentra el borde espacial. Además, está equipada para transportar a seis pasajeros y dos pilotos, tiene dimensiones de 60 pies de largo y un diámetro de cabina de 90 pulgadas, similar al jet ejecutivo Falcon 900.

‘Virgin Galactic’ tendrá sede en Nuevo México, donde se construye el Spaceport America ubicado al sur del estado en la tierra del encanto. El edificio tendrá una dimensión de 27 millas cuadradas y será el primero en su clase.

Branson planeaba que el proyecto iniciase en 2010, sin embargo aún no se ha llevado a cabo. Sin importar esto, más de 700 personas se encuentran en lista de espera, incluyendo a Stephen Hawking, Justin Bieber y Ashton Kutcher.

La cabina está diseñada para permitir a los pasajeros –astronautas– flotar en gravedad cero, cada uno tiene el mismo tamaño de asiento, así como su posición, con dos ventanas, una al costado y otra en el techo para asegurar la mejor vista al exterior. Se encontrará impulsada por un motor Rocket híbrido que proporcionará la mayor seguridad y estabilidad sin dañar el ambiente.

Cada vehículo producido por ‘Virgin Galactic’ cuenta con un estándar de seguridad muy alto y las naves han sido probadas desde 2008, año en que se anunció el proyecto. La nave tiene un diseño innovador que permite el ascenso hasta los 50 mil pies de forma vertical, no como las convencionales que viajan de forma horizontal al suelo, por lo que atravesar la atmósfera y sus capas es seguro.

FOTO: Cortesía

MILENIO DIGITAL