4 de marzo de 2014 / 03:42 p.m.

México.- Tener pesadillas la noche que viste una película de terror es una de las razones por las que muchas personas evitan este género.

Estudios que se han realizado alrededor el mundo arrojan que las películas no son precisamente las culpables de tener una noche de terror.

El origen de las pesadillas viene de un momento emocional débil por diversos factores como: estrés, alcohol, cenar muy pesado, ruido o hechos traumáticos por los que pudimos haber pasado.

Las películas de terror pueden ocasionar pesadillasprincipalmente si la persona que las ve está en una situación vulnerable sobre todo por falta de sueño y estrés.

El inconsciente elige imágenes y situaciones de las películas que se relacionen con otros hechos vividos y los almacena, manifestándose en los momentos de vulnerabilidad de la persona a través de las pesadillas.

Los niños son los más propensos a sufrir pesadillas después de ver una película de terror, ya que esas imágenes estimulan su imaginación (especialmente si se van a dormir en un cuarto oscuro).

Lo que sí pueden generar las películas de terror en niños y adultos son "terrores nocturnos", esto es, miedo a levantarse al baño solo, prender todas las luces para no enfrentarse a la obscuridad, querer dormir acompañados y tener la necesidad de escuchar y ver imágenes relajantes para olvidar el impacto de la película que vieron.

AGENCIAS