AP
25 de marzo de 2017 / 11:25 a.m.

SAN FRANCISCO.- Un boicot publicitario contra YouTube continuó creciendo el viernes, una señal de que las grandes compañías dudan de la capacidad de Google para evitar que sus anuncios aparezcan en videos reprobables.

PepsiCo, Wal-Mart Stores y Starbucks confirmaron la suspensión de sus anuncios en YouTube, después de que The Wall Street Journal encontró que los programas de automatización de Google colocaban sus marcas en cinco videos con contenido racista. AT&T, Verizon, Volkswagen y otras compañías retiraron sus anuncios a inicios de esta semana.

Las deserciones siguen a pesar de que Google se disculpó por dañar a las marcas y delineó pasos para asegurar que los anuncios no aparezcan en videos reprobables.

Si Google no logra recuperar a sus anunciantes, esto podría resultar en millonarias pérdidas en ingresos por publicidad. Sin embargo, la mayoría de los analistas duda que el boicot afecte seriamente a Alphabet Inc., dueña de Google.