8 de junio de 2014 / 06:07 p.m.

Estados Unidos.- PIG SE ganó los corazones de todos los visitantes en la muestra canina anual Do Dah Day en Alemania, Estados Unidos, después de mostrar sus proezas a pesar de haber nacido con la columna vertebral excepcionalmente corta, lo que le da un aspecto de "perro acordeón". 

A pesar de su condición, la mestiza ya probó que tiene la fuerza y determinación necesario para subsistir ya que fueron sus ladridos los que alertaron a la mujer que la salvó a ella y sus dos hermanas en un bosque en el estado de Georgia.

Con sólo ocho meses, Pig ya pesa 6.8 kilogramos, mientras que sus hermanas ya están en 15 o 20 kilos. "Todavía puede crecer más y sí sube otros 10 kilos esto podría matarla", convino su actual dueña, Kim Dillenbeck, quien la adoptó en la Navidad pasada. 

Pig recibió su nombre por el aspecto de crédito que le da tener un tronco muy corto y abultado debido a que sus órganos están comprimidos en el abdomen. 

La mujer que la encontró cuando era cachorra la llevó a un veterinario para ser sacrificada, pero su suerte cambió justo a tiempo. Por ahora Pig no parece experimentar dolor a causa de su defecto.

Agencias