9 de marzo de 2014 / 03:40 p.m.

Un hombre de California que perdió 500 mil dólares en el juego blackjack y pai gow del Grand Las Vegas Hotel & Casino. 

Mark A. Johnston, de Ventura, California, afirma que no debería tener que pagar la deuda  ya que estaba demasiado borracho y los trabajadores no debieron permitirle jugar durante un período de 17 horas.

Asegura que los empleados le sirvieron tanto alcohol que sufrió un desmayo y fue incapaz de recordar las pérdidas o incluso su afición al juego, la demanda alega.

Johnston afirmó que había tenido problemas con la bebida en el pasado y que  no está siendo un mal perdedor. “Yo no soy un mal perdedor. He perdido medio millón. He perdido 800 mil. He perdido un montón de dinero. Esto no tiene nada que ver con eso”.

El jugador veterano de 52 años, es ex propietario de un concesionario de coches de Los Ángeles, y explica los términos de su demanda junto a su Mercedes-Benz de 250 mil dólares.

"Mi responsabilidad fueron las bebidas que tomé en el aeropuerto y en el avión, la parte desafortunada es que ellos tienen una responsabilidad mayor que yo".

El casino podría enfrentarse a una revocación de la licencia o de multas o ambas si se constata las violaciones.

Johnston estaba tan ebrio que no tenía ningún recuerdo de salir del restaurante el 30 de enero o las subsiguientes 44 horas, cuando jugó en el casino y sacó marcadores total de $500 mil.

Él perdió todo ese dinero en el juego de dominó pai gow chino y en una mesa de blackjack privada durante 17 horas de juego ininterrumpido y bebió, hasta la tarde del día siguiente. Johnston toma la medicación prescrita que aumenta los efectos intoxicantes del alcohol, y un anfitrión de casino que invitó a Johnston para el centro de Grand era consciente del uso de Johnston de la medicación, la demanda alega.

Se  busca anular las pérdidas en el juego y busca una compensación a los daños, "en una cantidad suficiente para disuadir al centro de Grand de una conducta similar en el futuro", dice la demanda.

Agencias