16 de febrero de 2014 / 05:47 p.m.

Los Ángeles.- Se suponía que cuando alguien padece una enfermedad como el cáncer, es cuando más debe sentir el apoyo de sus familiares, amigos y conocidos. Sin embargo, Beth Whaanga vivió lo contrario, cuando expuso fotografías de su padecimiento en su perfil de Facebook.

Quizá es porque no queremos enfrentarnos a esta enfermedad, ya sea por desconocimiento o ignorancia, el caso es que cuando Beth subió algunas imágenes de los estragos que ha dejado en su cuerpo el cáncer de mama que padece, perdió 103 amigos en esa red social.

Las fotos fueron tomadas por la fotógrafa Nadia Masot, y para Beth son una forma de luchar contra los tabúes que hay detrás del cáncer. Ambas crearon este particular programa de concientización para mostrarle al mundo las lesiones que deja esta enfermedad, a las que Whaanga califica como "heridas de guerra".

"El viejo y el joven, la edad no importa, el autoexamen es vital. Le puede pasar a usted. El cáncer no entiende de géneros, raza o edades, y tenemos la responsabilidad de hacer que otros se enteren", comentó Beth

"Ella ha decidido compartir sus cicatrices para que la gente tome conciencia del cáncer de mama. Al hacer esto, 103 dejaron de seguirla", señaló su hermana, que pidió que se compartan sus imágenes para apoyarla.

Dicen que lo primero que hay que hacer para superar una adversidad es perder el miedo. Con su iniciativa, Whaanga comienza por mirar de frente al cáncer y mostrarse tal y cómo es, quitándole el tabú y el temor a ese padecimiento.

Agencias