13 de abril de 2014 / 04:58 p.m.

Los Ángeles.- Ante la muerte por un tumor cerebral de su hijo Jack Robinson, un pequeño que aún no llegaba a los cinco años de edad, Terence y Marie, decidieron darle a su hijo un último adiós como él lo hubiese querido y, a sabiendas de que sus héroes eran algunos personajes de Star Wars.

La carrosa tenía una corona de flores que decía la palabra "Jedi" y era jalada por dos hermosos caballos blancos y escoltada por algunos Stormtroopers que parecían sacados de la película y la familia del niño que había pedido la vida.

Además de ser escoltado por estos soldados de asalto, el ataúd estaba forrado con motivos de la Guerra de las Galaxias, tenía espadas láser y, al llegar a la iglesia, ya lo esperaba a la puerta R2-D2, además de la música con la que Luke Skywalker hacía su aparición en la cinta.

En Denmead, Hampshire, Inglaterra, muchos sabían lo que sucedía con el niño de 4 años, a tal grado que algunos cantantes fueron a visitarlo al hospital en el que se encontraba y le dedicaron canciones en video, los bomberos le habían dado una cita para ir a una emergencia (el sueño de muchos niños) e iba a festejar su cumpleaños antes de tiempo.

La muerte lo alcanzó pero no por eso sus padres dejaron que fuera un momento más y lo convirtieron en lo que seguro él hubiese querido.

Agencias