AGENCIAS
19 de mayo de 2014 / 05:56 p.m.

Esta enfermedad esta relacionada con factores biológicos, sociales, culturales y psicológicos.  Idealmente sutratamiento debe ser manejado de manera integral por un grupo de especialistas: médicos, nutriólogos, psicólogos y expertos en activación física.

Nunca es demasiado tarde para cuidar lo que comes, adoptar los mejores hábitos alimenticios y practicarlos día a día. Sin duda, ese es el mejor camino para combatir el sobrepeso y construir, a partir de hoy, un futuro más sano.

Por lo general, hacerlo no implica sacrificios titánicos, y las más de las veces sólo exige adoptar unas cuantas y fáciles buenas costumbres:

Dieta Balanceada: Tome decisiones sanas respecto a las comidas; tenga en cuenta sus necesidades calóricas y las de su familia; incluya todos los tipos de alimentos en su plato.

Muévase: realice al menos 150 minutos de ejercicio cada semana.

Hidrátese: Un porcentaje importante de la hidratación  diaria se repone mediante el consumo de líquidos como agua, jugos, leche, gaseosas, café, té, chocolate, entre otros. El otro porcentaje proviene de los alimentos sólidos, tales como las frutas y vegetales.

Sonría: Es bueno para la salud emocional y para la belleza, además aumenta la creatividad y reduce el estrés.

Preste atención al tamaño de las porciones: fíjese en el tamaño de las porciones  y tome en cuenta que la cantidad de comida que ingieren los niños debería ser menor que el de las raciones de los adultos. Disminuir el tamaño de las raciones le ayudará a lograr el balance entre la energía que ingiere y la energía que gasta.