13 de mayo de 2014 / 06:14 p.m.

Lo primordial es iniciar es establecer un estado de confianza y así poder preguntarles sobre la privacidad que manejan y sugiéreles que las revisen juntos regularmente

La agencia de comunicación y marketing JeffreyGroup recomienda en un comunicado a los padres de familia hablar con sus hijos adolescentes sobre la seguridad y la tecnología.

A continuación JeffreyGroup comparte tres recomendaciones básicas para mantener seguros a los adolescentes en Facebook.

1.- Ayuda a tus hijos. Es recomendable ayudar a los adolescentes a ser selectivos con la información que incluyen en su perfil, incluidas las fotografías, número de teléfono y direcciones de correo electrónico. Asegúrate de que la información que tus hijos proporcionan en Facebook sea exclusiva para sus amigos y no pública, esta opción de privacidad se puede editar en la información básica de contacto.

2.- Configura su privacidad. Pídeles a tus hijos que accedan a la opción “Preferencias de seguridad”. Ahí podrás modificar las preferencias predeterminadas de privacidad cuando tu hijo suba fotografías y actualizaciones, así como controlar si su cuenta aparecerá o no cuando los usuarios hagan búsquedas públicas. En la opción de “Etiqueta”, asegúrate que estas se encuentren restringidas a “Amigos”, con el propósito de que las fotos que suban otras personas solamente sean vistas por sus amigos.

3.- Haz que establezca aprobaciones de inicio. Con las notificaciones de inicio de sesión,Facebook te envía una alerta cada vez que alguien entre a la cuenta desde un lugar nuevo. Al activar las aprobaciones, cada vez que se acceda a la red social desde un nuevo dispositivo, se pedirá ingresar un código especial. Tras el inicio de sesión, tendrás la opción de darle a ese dispositivo un nombre y guardarlo en tu cuenta. El beneficio de esta aprobación es que Facebook asegura que seas tú quien inicie un dispositivo no reconocido y no un impostor, además recibirás un correo electrónico confirmando que iniciaste sesión desde otro dispositivo, para que siempre estés seguro de cuándo y dónde iniciaste sesión.

Por último, debes de estar consciente que en estos tiempos las redes sociales como Facebook, se han convertido en herramientas esenciales de interacción y que siempre existirán riesgos, lo único que está en tus manos es guiar a tus hijos por buen camino y comentarles los riesgos que corren al estar expuestos al mundo mediante internet.

Redacción