notimex
1 de julio de 2015 / 12:08 p.m.

México.- La mayoría de la gente no notará la adición de un segundo que ocurrirá a las 23:59:59 horas de la hora universal coordinada (UTC, por sus siglas en inglés) o 18:59 horas tiempo de la ciudad de México este 29 de junio.

De acuerdo con la página de internet de National Geographic, así como los saltos de años mantienen nuestros calendarios alineados con las revoluciones terrestres en torno al Sol, los saltos de segundo se ajustan a la rotación terrestre.

Explica que esta clase de "sintonía fina" no era mucho problema antes de la invención del reloj atómico, cuyos segundos están definidos por las revoluciones de átomos.

"Los relojes a base de Cesio, un tipo de reloj atómico, mide el paso del tiempo mucho más preciso que aquellos basados en la rotación de nuestro planeta, así que añadiendo un salto de segundo permite al tiempo astronómico alcanzar al tiempo atómico", detalla.

Menciona que solo habría problema si se utilizara un programa de computadora como pasó en 2012, cuando el salto de segundo tiró servicios como el navegador Mozilla, pues estos sistemas muchas veces no pueden adaptarse al salto de segundo.

"Es una interrupción mayor, casi siempre porque existen muchos sistemas que no están preparados para manejar el salto de segundo correctamente", dice Judah Levine, físico en el Instituto Nacional de Tecnologías y Estandares (NIST, por sus siglas en inglés) en Boulder Colorado.

Levine explica que el salto de segundo ocurre de manera muy poco frecuente, lo que le complica a los programadores poner a prueba sus correcciones.

Por su parte, el jefe de científicos para los servicios de tiempo en el Observatorios Naval de los Estados Unidos en Washington D.C., Demetrios Matsakis, dice que los saltos de segundo no vienen en un horario regular porque la rotación de la tierra varía.

"Nuestro planeta se frena, pero lo hace de formas impredecibles. Así que algunos periodos requieren más saltos que otros", señala.

Los Servicios de Sistemas Internacionales de Rotación y Referencia de la Tierra monitorean de forma continua el planeta y recomiendan el momento para añadir saltos de segundo a la Union Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés).

El ITU toma la última decisión en si se debe añadir un salto de segundo o no.

La última adición de segundo sucedió en 2012, pero a principios de los ochenta, los científicos añadían cada año un segundo, refiere Levine.

"Los saltos de segundo fueron introducidos por primera vez en 1972, y en ese momento, los relojes atómicos y los astronómicos ya estaban fuera por diez segundos", recordó Andrew Johnston, geógrafo en el Museo Nacional de Aire y Espacio Smithsonian´s, en Washington DC.

Así que los investigadores añadieron diez segundos al mismo tiempo en 1972 a todos los relojes astronómicos del mundo, expuso Johnston.

Cuando llegue la hora de ajustar los relojes, NIST transmitirá 23:59:59 UTC dos veces. "Una vez que la hora llegue, y otra más por el salto de segundo", detalla Levine.

El especialista reveló que no todo el mundo reconoce los saltos de segundo, aunque Apple si lo hace en sus dispositivos. Google Mobile se sincroniza con los servicios de internet que en general están atados a los relojes atómicos.

Pero "si tienes un sistema de Windows standard este ignora los saltos de segundo" dice, Levine.

Los mercados financieros como la bolsa de NJunioeva York también toman en consideración la adición de un segundo. La bolsa cerrará el mercado media hora antes de lo normal, a las 18:30 horas tiempo de la ciudad de México el 30 de Junio, para ayudar a sus sistemas con el cambio.

Los servicios de navegación, como el GPS, nunca usan saltos de segundo, dice Levine. Esto es porque necesitan mediciones de tiempo precisas en sus cálculos. Si detienen sus relojes internos para el salto de segundo, tendrán posiciones imprecisas.

Los problemas causados por el salto segundo llevaron a algunos a recomendar la supresión de todo.

La organización responsable de decidir cuándo agregar un salto de segundo pospuso tomar una decisión sobre el tema, pero se discutirá de nuevo a finales de este año, añadió Levine.