17 de abril de 2014 / 06:12 p.m.

Guadalajara.- El experto Paul Rivera Castellanos afirmó que los requerimientos nutricionales de cada individuo varían conforme a la edad, y a partir de los 20 años, la ingesta calórica debe ser menor para evitar problemas de obesidad y sobrepeso.

El especialista, adscrito al Hospital General de Zona 14 del IMSS en Jalisco añadió que en los infantes se recomienda la lactancia materna exclusiva hasta alcanzar los primeros seis meses de vida, en tanto en la niñez, el requerimiento calórico aumenta hasta 80 calorías por cada kilogramo de peso corporal.

Enfatizó que a partir de los 10 años de edad, la ganancia de peso y estatura se hace diferente entre niñas y niños.

Explicó que las primeras tienen una mayor recuperación en grasa corporal por los cambios hormonales y el consumo de calorías debe ser un tanto menor que los varones, a quienes en esta etapa se contempla una ingesta de 40 calorías por kilogramo de peso.

Manifestó que en estas etapas es importante acudir aproximadamente cada año a revisión de talla y peso, para verificar que el niño crezca conforme a lo esperado y evitar o detectar oportunamente problemas de mala nutrición.

Afirmó que en el periodo de desarrollo entre niñez y adolescencia, se hace necesario incluir en la dieta del niño y el adolescente, frutas, verduras, leche, leguminosas, carne, huevo y pollo, entre otros alimentos, así como algunas colaciones de alimentos saludables entre comidas.

Mencionó que hacía la adolescencia, se debe aumentar un poco el consumo de proteínas, que favorecen el desarrollo muscular y de otros tejidos.

Expresó que entre los 15 y 18 años de edad, las necesidades nutricionales ascienden aproximadamente a dos mil 500 calorías diarias, mientras que alrededor de los 20 años de edad, lo más adecuado es consumir máximo dos mil calorías por día.

Destacó que en la edad adulta, lo ideal es que se consuman entre mil 200 y mil 500 calorías diario, de acuerdo al estado de salud y nutricional de la persona, además de sus hábitos en cuanto a la práctica de actividad física.

Comentó que en este periodo, es importante que el consumo de calorías de la mujer sea menor a la del varón, debido a que este último requiere de alimentos con alto contenido de proteína, con el fin de generar mayor musculatura y fuerza.

Detalló que una buena alimentación en términos generales, se basa en ingerir invariablemente tres comidas balanceadas al día, en horarios debidamente establecidos y no prolongarse varias horas sin comer para evitar "malpasarse".

Notimex