AP
5 de octubre de 2016 / 11:08 a.m.

BERLIN.- Un hombre de 43 años que vivió tres décadas enclaustrado en casa de sus padres en Baviera fue llevado a un hospital psiquiátrico, y la policía investiga si los padres actuaron mal.

Los policías fueron a la vivienda en Freienfels, en el sudeste de Alemania cerca de Bayreuth, el 21 de septiembre en base a una llamada anónima. Hallaron al hombre en condición desaliñada, dijo el vocero policial Juergen Stadter.

"El hombre estaba desaliñado, sucio, pero bien alimentado", comentó Stadter. "No estaba confinado, tenía varias habitaciones por las que podía caminar libremente".

La policía investiga si el hombre estaba encerrado a la fuerza o se quedaba en casa por voluntad propia.

Los padres del individuo, que tienen cerca de 80 años de edad, están siendo investigados por sospecha de privación de libertad y provocación de daños físicos por negligencia.

"Sospechamos que el individuo sufría de algún tipo de enfermedad", dijo Stadter, agregando que el hombre iba a la escuela cuando niño pero dejó de ir a los 13 años de edad porque fue declarado incapaz de aprender.

Stadter no dio más detalles sobre qué le impedía al muchacho asistir a la escuela, alegando razones de privacidad.

La madre, cuyo nombre no se difundió, dijo según el diario local Nordbayerischer Kurier que los padres no le prohibían salir sino que el hombre "simplemente no quería ir afuera".

Añadió que "siempre quise protegerlo" y que cuando era niño, su hijo era maltratado por sus compañeros de escuela.

Las autoridades indicaron que inicialmente el hombre no quería salir de la casa y tuvo que ser convencido para que lo hiciera, según la agencia de noticias dpa.