14 de junio de 2014 / 12:47 a.m.

Santiago.- Los restos del poeta Pablo Neruda, fallecido el 23 de septiembre de 1973, tras el golpe militar del general Augusto Pinochet, serán sometidos a nuevos exámenes toxicológicos en España y otros países.

La información fue proporcionada por fuentes del estatal Servicio Médico Legal (SML), y los exámenes se realizarán de acuerdo a recomendaciones del Panel de Expertos, que se constituyó tras la orden judicial de exhumación de los restos.

Las pericias realizadas y cuyos resultados iniciales fueron entregados al ministro Mario Carroza, a cargo de la investigación sobre las causas de la muerte del poeta, determinaron la existencia de un cáncer avanzado.

Sin embargo, la parte querellante y algunos familiares del extinto Premio Nobel de Literatura 1971, reclamaron la realización de nuevos exámenes que se centraran en buscar venenos que se le habrían suministrados con el fin de provocarle la muerte.

La información establece que se constituirá un nuevo grupo de expertos, en el que permanecerán tres de los integrantes del antiguo Panel, los españoles Francisco Etxeverria y Aurelio Luna, además de Gloria Ramírez, y al que se sumarán Claudio Orrego y Luis Soto.

Neruda falleció el 23 de septiembre de 1973 en la clínica Santa María de Santiago, supuestamente aquejado de un cáncer, sin embargo no existe registro de la ficha médica, pues ésta desapareció.

La exhumación de los restos de Neruda, de su tumba en el recinto de la que fuera su casa en Isla Negra, se realizó el 7 y 8 de abril de 2013.

De acuerdo con testimonios de un chofer de Neruda y la denuncia del Partido Comunista de Chile, el poeta podría haber sido envenenado, por agentes de la dictadura del general Augusto Pinochet por lo que los nuevos peritajes apuntan a la búsqueda de rastros toxicológicos.

FOTO: Ap

NOTIMEX