MATEO AGUILAR MASTRETTA
31 de julio de 2015 / 02:25 p.m.

Monterrey.- El 30 de julio de 2015 se mostraron fotos del prototipo de dron diseñado por Facebook para llevar tecnología de comunicación a regiones del mundo donde no hay internet.

El dron, denominado Aquila, es una aeronave no tripulada impulsada por energía solar.

En el 2014, Mark Zuckerberg, publicó un comunicado en Facebook sobre distintos proyectos de conectividad desarrollados con la iniciativa Internet.org, enfocados en llevar internet a millones de personas que carecen de este servicio. Mencionó alianzas con operadores en Filipinas y Paraguay que abrieron la red a 3 millones de usuarios.

Pero las ambiciones de Facebook van más allá de mejorar la infraestructura existente en distintos países. Zuckerberg quiere que todo el planeta tenga internet y consecuentemente Facebook. “La meta de Internet.org es hacer accesible los servicios básicos de internet para cada persona del mundo”.

La herramienta para lograrlo es el Aquila, que se desarrolló en los Connectivity Labs de Facebook. En dichos laboratorios trabajan expertos en aeronáutica y comunicación en conjunto con gente del Jet Propulsion Lab de la NASA y el Ames Research Center.

El dron se llama Aquila, en honor al águila que cargaba los rayos del dios Zeus, y mientras más sabes de la aeronave, más increíble se vuelve.

Dron Aquila

La estructura es de fibra de carbono curada, que es tres veces más fuerte que el acero, pero más ligera que el aluminio. La envergadura del ala es de 42 metros, más que un avión comercial, pero el peso es menos que el de un coche.

Está diseñado para volar por lapsos de tres meses, arriba de 18 mil metros sobre el nivel del mar para evitar el clima, y proveerá internet usando tecnologías de láser y radio. Esto funciona de la siguiente manera: una estación de tierra envía la señal de Internet por radio a una nave nodriza, que transmite la señal a otras naves usando láseres. Cada nave le da conectividad a un área.

El concepto suena a ciencia ficción y habrá que esperar al primer vuelo de prueba en Estados Unidos para comprobar si Zuckerberg realmente está cerca de conquistar el mundo.